Rotura de fibras

Rotura de fibras: ¡Necesito una solución!

La rotura de fibras es una de las lesiones más recurrentes en los que practican deporte con asiduidad. Sin embargo, no siempre parece estar claro en qué consiste y cuál es la etiología. A continuación os contamos cuáles pueden ser las causas  y las mejores maneras de superarlas.

¿Qué es una rotura de fibras?

Puede afectar a cualquier persona que esté haciendo ejercicio físico o cualquier tipo de esfuerzo. Consiste en la rotura de las fibras de un músculo debido a la elongación del mismo. Suele afectar a las extremidades inferiores y su origen se encuentra en un cambio brusco de ritmo o en un mal gesto.

Los gemelos, los isquiotibiales, el sóleo, el cuádriceps y los abductores son los músculos más proclives a experimentar esta rotura.

¿Cómo se puede reconocer una rotura fibrilar?

Por un dolor intenso que evita el movimiento habitual del músculo. También suele aparecer un hematoma en la zona afectada ya que se rompen los vasos sanguíneos más cercanos. Si la rotura es grave, el músculo puede quedar paralizado.

¿Qué produce una rotura fibrilar?

Entre los factores más decisivos a la hora de padecer esta dolencia se destacan:

– La vida sedentaria. La falta de ejercicio físico afecta a la masa muscular. En cualquier movimiento es posible que las fibras se rompan.

– Problemas circulatorios. El músculo no recibe el riego correspondiente por lo que necesita más esfuerzo para moverse. El ácido láctico se acumula y las fibras ceden ante el esfuerzo.

– Diabetes.

– Mala alimentación.

¿Qué hacer para recuperarse de una rotura fibrilar?

Se recomienda siempre reposo para que el organismo vaya reparando las fibras dañadas. Aplicar frío puede ayudar a obtener grandes resultados. El uso de antiinflamatorios también está indicado en algunos casos. Sin embargo, siempre es recomendable combinar el un tratamiento médico con la visita a un buen fisioterapeuta.

En Clínica Alhondiga, en Bilbao, ponemos a tu disposición a nuestros fisioterapeutas para acelerar tu recuperación y para conseguir que la rotura de fibras se solucione cuanto antes. Nuestra atención personalizada y el estudio de cada caso de manera particular ayudará a superar este problema y reducir el tiempo de recuperación de la lesión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *