La trocanteritis y sus síntomas

¿Cómo afrontar una trocanteritis con fisioterapia?

La trocanteritis es una patología dolorosa que afecta a la parte lateral de la cadera y suele notarse, sobre todo, al dormir sobre ese lado concreto, al andar durante un rato o incluso estando sentado. Este problema puede generar mucha confusión entre los pacientes que acuden, ya que no siempre un dolor en dicha zona es realmente bursitis troncantérea, otro nombre con el que se denomina esta lesión. Por eso, es importante entender bien algunos aspectos sobre ella que os comentamos a continuación.

¿En qué consiste esta lesión llamada troncanteritis?

Consiste en una inflamación de las bursas (bolsas rellenas de líquido sinovial cuya función es evitar el daño de los tendones y su roce con las prolongaciones óseas o musculares) que hay alrededor del trocánter mayor, ubicado en la parte lateral de las caderas, a la altura de los glúteos. Es un hueso saliente del fémur que llega hasta la parte alta del muslo y le otorga el nombre a esta lesión que provoca dolor.
Por lo general, se irradia por el lateral de la pierna hasta la rodilla e incluso pudiendo llegar al tobillo, en algunos casos. Dicha dolencia puede notarse solo en un lado de la cadera -izquierdo o derecho- o en ambos. Esas bursas actúan como unas almohadillas necesarias, porque en la cadera hay muchas inserciones potentes que pueden entrar en fricción.

Síndrome del trocánter mayor

No siempre sufrir ese dolor es sinónimo de trocanteritis, porque existen otras dolencias cuyos síntomas son similares como la tendinopatia glútea o las afecciones a nivel de la columna lumbar. Por eso, es mejor denominar este problema como síndrome del troncánter mayor, que tiene mayor prevalencia en las mujeres, particularmente mayores de 50 años.
Produce un dolor intenso y agudo al principio de notarse, mientras que con el paso del tiempo se vuelve más molesto, acentuándose en situaciones donde se tense la bursa de la zona afectada. Sin embargo, esta dolencia también persiste hasta en el 30 % de los pacientes que acuden a una atención primaria pero que, tras cinco años, sufren entonces los síntomas claros del dolor trocantérico.

Algunos aspectos biomecánicos en esta lesión

Según los últimos estudios sobre este tema, existe una cada vez más importante relación del síndrome con la tendinopatía del glúteo medio y menor. Además, la causa del problema también se ha descubierto que está en la ineficacia de la musculatura en esa zona corporal, junto a otros aspectos de mal funcionamiento de la pelvis.

Tratamiento con fisioterapia

El tratamiento más habitual mediante excelentes técnicas de fisioterapia tiene como fin corregir la movilidad pélvica y mejorar el estado del tendón del glúteo, así como también ayudar al paciente a que recupere su marcha correcta.

En la Clínica Alhondiga, clínica de referencia en Bilbao, ofrecemos terapias especializadas para tratar la trocanteritis, con unos excelentes profesionales. Ven a visitarnos y estudiaremos tu caso de manera personalizada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *